Cover

Las recientes revelaciones sobre la fortuna personal (45 millones de euros) que Jorg Haider, el líder del partido de extrema derecha fallecido en 2008, habría escondido en Liechtenstein, empiezan a tener sus primeras consecuencias. Efectivamente,titula Die Presse, el gobierno quiere ahora "prohibir las donaciones anónimas a los partidos políticos". De esta forma, a partir de 2011, toda donación que supere los 7.000 euros deberá ser publicada en la página web del Parlamento y en la del Tribunal de cuentas. En Austria, recuerda este medio, la financiación pública de los partidos ascendió a 171.2 millones de euros en 2010.