Varios grupos de bikers, entre ellos los Hells Angels(Ángeles del Infierno), se desarrollan rápidamente en el sudeste de Europa y cada vez parece más probable que estalle una guerra entre bandas, advierte el periódico danés Berlingske Tidende. Los Ángeles del Infierno, a los que se les acusa de manejar el tráfico de drogas duras en Escandinavia, se han abierto paso sin demasiada dificultad en el sudeste de Europa, en Turquía y en Albania. Actualmente están en contacto con la mayor parte de las bandas de moteros de la región identificadas por Europol. Además, un número considerable de antiguos miembros de una banda rival, los Bandidos, se ha unido a los Ángeles del Infierno de Turquía, donde confluye la crucial “Ruta de los Balcanes”, utilizada entre otras cosas para importar drogas duras a Europa. “La lucha por el control del mercado del sudeste de Europa implica un alto riesgo de que haya luchas territoriales”, explica en el periódico un portavoz de Europol.