Cover

“¡Derriben el palacio, pues obstaculiza la visión de la cruz!” y “¡trasladen la cruz a la iglesia, Polonia es un país laico!”; son algunos de los eslóganes que podían leerse durante la manifestación contra la cruz frente al palacio presidencial de Varsovia en la noche de ayer, informa Gazeta Wyborcza en su portada. La cruz fue colocada delante del palacio tras la catástrofe aérea de Smoleńsk del pasado 10 de abril, en el que fallecieron 96 altos cargos del país, incluyendo al presidente polaco Lech Kaczyński. El 3 de agosto, un grupo de defensores de la cruz bloqueó su traslado a una iglesia cercana, violando así anteriores acuerdos con la jerarquía eclesiástica. Este hecho impulsó a Dominik Taras, un cocinero de la Academia de Bellas Artes de Varsovia, a organizar una protesta en Facebook que llevó a varios miles de personas ante el palacio para unirse en favor del traslado de la cruz.