El diario New York Times informa de que se ha creado una brigada de bomberos de la UE, ahora que Europa se prepara para hacer frente a los incendios forestales. Por primera vez, al menos oficialmente, los dos aviones bombarderos de agua apostados en Córcega se encuentran bajo el mando directo de la UE y no bajo el control de los Estados miembros. “El año pasado, estos aviones de la UE respondieron a seis peticiones de ayuda y en una de ellas realizaron 52 tareas de extinción en cuatro horas. Volaron para apagar incendios en Portugal, Grecia, Italia y Francia”, comenta el NYT. El diario expone que este experimento sirve de lección para aquellos que fomentan una cooperación más estrecha entre las 27 naciones de la Unión Europea: en lugar de pensar en grandes proyectos, conviene empezar dando pequeños pasos.

Sin embargo, en esta estrategia se prevén algunos problemas durante la temporada anual de incendios forestales en Europa, sobre todo debido a la falta de recursos: “[El año pasado] Bulgaria intentó combatir el fuego, pero no disponía de medios”, comentaba Hans Das, director de la Oficina de la UE para protección civil y respuesta ante desastres. “Al final, Rusia proporcionó aviones. Pensamos que era una pena que Europa no pudiera acudir a la ayuda de ese país”.