"¿Un avión totalmente no contaminante, rápido y con un radio de acción extenso? ya no es algo imposible, sino una idea totalmente realizable, según la Universidad Técnica de Delft", en los Países Bajos, escribe el diario Trouw. Una maqueta de este avión revolucionario, en forma de rombo y equipado con cuatro alas y cuatro motores eléctricos, y capaz de alcanzar 450 Km/h, ha sido presentada en el Salón Aeronáutico de Bourget, cerca de París, con la esperanza de llamar la atención de grandes constructores como Boeing o Airbus. El ingeniero-jefe, Ronald van Gent, asegura que el aparato- que lleva el nombre de "Banco de pruebas Volante Cero Emisiones"- será silencioso y no emitirá ningún gas de efecto invernadero. Un prototipo sin piloto realizará su primer vuelo este año. Según Trouw, "el sector aeronáutico tiene necesidad urgente de una nueva generación de aviones de línea a causa del curso incierto del petróleo y las emisiones de C02, que será cada vez más costosa".