Cover

Según informa The Independent, el gobierno británico está utilizando a 30.000 funcionarios como informadores internos para erradicar los gastos innecesarios. Ahora que la coalición entre conservadores y liberal-demócratas está intentando aprobar un paquete de recortes radicales para reducir el déficit de 156.000 millones de libras en el país, el gobierno está examinando las miles de sugerencias planteadas por los funcionarios sobre dónde pueden aplicarse los ahorros. Pero el Financial Times advierte de que los “los recortes equitativos” del ministro de Economía George Osborne podrían no serlo tanto y podrían afectar en mayor medida a los ciudadanos más desfavorecidos en lugar de a los ricos, por lo que aumentarían las diferencias económicas entre la población.