Extractos del pospuesto discurso del primer ministro británico, David Cameron, sobre el puesto de Gran Bretaña en la UE, publicados de antemano en la prensa, advierten que la reforma de la UE es esencial para evitar que los británicos comiencen a “moverse hacia la salida”. El discurso, descrito por The Independent como el “más importante de los discursos de su mandato”, debía ser leído este viernes en Ámsterdam, pero se pospuso (sin fijar una fecha nueva) debido a la crisis de los rehenes en Argelia. Cameron habla de tres retos frente a la UE: La crisis de la eurozona, ser competitivos en la economía global y el apoyo ciudadano para la UE. El primer ministro afirma que:

Existe una brecha entre la UE y sus ciudadanos, que ha crecido exponencialmente en los últimos años, y que representa una falta de responsabilidad democrática y de acuerdo que –sí- se percibe de forma particularmente intensa desde Gran Bretaña. (…) Quiero que la Unión Europea sea un éxito, y quiero una relación entre Gran Bretaña y la UE que nos mantenga en ella. (…) Siempre hay voces que piden ‘no formular las preguntas difíciles’, pero es esencial para Europa –y para Gran Bretaña- hacerlo. (…) Hay una creciente frustración porque la UE se ve como algo hecho al margen de las personas en lugar de algo que actúa en su nombre.

El diario añade que Cameron prometerá también un referéndum sobre la relación de Reino Unido con la UE que se celebraría después de las elecciones generales de 2015, pero este extracto no fue facilitado a los medios de comunicación.