Cover

Los terremotos en las cercanías de las perforaciones de gas natural en la provincia de Groninga (norte del país) se hacen más frecuentes e intensas. Un estudio oficial publicado el 25 de enero afirma que estos seísmos podrían alcanzar de 4 a 5 grados en la escala de Richter.

El servicio de vigilancia mineral estatal defiende una disminución del número de las perforaciones. En visita a la región, el ministro de Economía ha afirmado que sería "irresponsable desde el punto de vista económico". En 2011, este yacimiento de gas, del que dependen el 97% de los hogares holandeses, reportó al Estado 11.500 millones de euros.