Cover

Más de uno de cada cuatro muertes infantiles fueron resultado de "errores identificables" en la atención médica, y el 43% incluían "factores potencialmente evitables". El Gobierno así lo hará público hooy en el Parlamento, al presentar su nuevo plan para reducir la mortalidad infantil.

El plan prevé una revisión global de la atención infantil y la creación de un nuevo organismo para controlar la salud infantil y mejorar la comunicación entre los profesionales de la salud.

Se presenta una semana después de la publicación de un informe condenatorio sobre la atención al paciente en el hospital de Stafford, que reveló que 1.200 personas murieron sin el debido cuidado.