Cover

"Ve la luz el tren de mercancías hacia Europa", anuncia I Kathimerini. El 28 de febrero se inauguró una línea ferroviaria de 17 kilómetros que une el puerto del Pireo con la plataforma logística de Thriasio, cerca de Atenas. Esta nueva conexión facilitará el transporte de mercancías hacia el resto de Europa central y del sureste.

La empresa china Cosco, que explota el puerto desde 2010 y trata de ampliar su actividad, esperaba ansiosa la puesta en marcha de esta línea. “Se cumplen así todas las condiciones para firmar un acuerdo [el 1 de marzo] entre Cosco y Hewlett Packard, que utilizará el Pireo para transportar sus productos hacia los mercados europeos”, señala el diario.

Este acuerdo, añade Kathimerini, ayudará a que el primer ministro Antonis Samaras demuestre a la troika, cuya delegación llega a Atenas el día de la inauguración, que las reformas avanzan, en concreto el programa de privatizaciones. Desde principios de la semana, su Gobierno de coalición multiplica las reuniones con las grandes empresas como Philip Morris o los bancos para cumplir los objetivos asignados por los acreedores del país: la privatización del agua, de la electricidad, de los trenes, de algunos aeropuertos, etc...

Le Monde confirma además el retorno de multinacionales a Atenas. Así sucede con Unilever, el gigante anglo-holandés.

La empresa ha decidido transferir la fabricación de 110 productos de consumo a Grecia, que hasta ahora se importaban de Europa central y oriental. Empresas griegas asociadas los fabricarán bajo licencia.

El Gobierno, concreta el diario francés, “cuenta con las privatizaciones para acelerar las inversiones en Grecia, especialmente con la de la empresa de apuestas deportivas Opap y la compañía de gas Depa, que interesa a los rusos”.

Le Monde se muestra sin embargo prudente ante “esta tímida reanudación que sigue siendo muy frágil”.

En el plano interior, el Gobierno todavía no consigue recaudar impuestos y luchar eficazmente contra el fraude fiscal. [...] En el exterior, la incertidumbre italiana también amenaza con tener repercusiones sobre Grecia.