Cover

Más de un millón de personas en 40 ciudades portugueses se manifestaron en las calles el 2 de marzo, en el marco de las manifestaciones organizadas por un movimiento apolítico conocido con el nombre de "Que se lixe a troika" ("Que le den a la troika"). Según los organizadores, 800.000 personas se manifestaron en Lisboa.

"El pueblo da las órdenes", se podía leer y escuchar. Al término de las reuniones, los manifestaron entonaron “Grândola, Vila Morena”, la canción símbolo de la revolución portuguesa del 25 de abril de 1974.

En los desfiles contra la austeridad, los manifestantes pidieron la dimisión del Gobierno de Pedro Passos Coelho. También exigieron a la troika, actualmente en Portugal para su séptima evaluación del plan de rescate, que abandonara el país.