Cover

“Wilders reivindica una escalada histórica”, titula De Trouw el día después del acuerdo entre el Partido cristiano-demócrata (CDA), el Partido liberal (VVD) y el Partido por la Libertad (PVV). El CDA y el VVD que, desde las últimas elecciones legislativas del pasado 9 de junio, buscaban ponerse de acuerdo, han formado una coalición de derecha sostenida por un acuerdo complementario firmado con el PVV, el partido islamófobo de Geert Wilders. Este último ha desechado a los partidos de izquierdas y, con sus 24 escaños (52 escaños para los otros dos partidos), desempeñará un papel central en la política del gobierno que probablemente dirigirá Mark Rutte, el jefe del partido liberal. El congreso de los cristiano-demócratas, que se celebrará este viernes, determinará si el CDA mantendrá o no una cohabitación con el PVV.