El Parlamento Europeo ha rechazado el presupuesto de la UE para el período 2014-2040, que considera como demasiado austero. por 506 votos contra 161 y 23 abstenciones, los diputados europeos piden que se introduzcan modificaciones al proyecto presentado por los Estados miembros.

Este resultado era previsible, indica Adevarul:

Presentado como una victoria de la razón, del equilibrio y del deseo de continuidad, el presupuesto ha sido calificado por los electos del Parlamento Europeo como resultado de una negociación de comerciantes de alfombras más que como una verdadera construcción elaborada por aquellos que piensan de forma responsable en el futuro de la UE

De momento, añade el diario rumano, cada grupo quiere hablar más alto y ser más visible para hacer caer el presupuesto de la UE. Los diputados quieren transmitir un mensaje positivo a los contribuyentes para demostrar que se preocupan por ellos. A falta de acuerdo, y a la espera de conseguirlo, la UE podría continuar funcionando sobre la base del presupuesto congelado del año pasado. El diario concluye que:

Quizá es el último y más importante episodio que demuestra lo necesario que resulta poner fin al actual sistema de toma de decisiones y pasar a una modificación de los tratados existentes.