Cover

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer que se va a introducir un impuesto a los depósitos bancarios, que deberán asumir los bancos y no los ahorradores, contrariamente al caso chipriota, para "imponer orden en el sistema bancario español".

La nueva tasa cargará entre el 0,1 y el 0,2% a los depósitos bancarios, y se espera que recaude entre 1.500 y 3.000 millones de euros, según las estimaciones.

Los depósitos bancarios españoles alcanzan los 1,5 billones de euros, y la nueva medida será efectiva en breve.