Cover

El primer ministro británico, David Cameron, prepara un cambio radical que afectará a los europeos sin empleo residentes en Gran Bretaña y a su acceso a los servicios estatales.

El nuevo plan eliminará los subsidios para inmigrantes desempleados de la UE tras seis meses, si no pueden demostrar que han encontrado empleo, mientras que los residentes provenientes de fuera de la UE deberán contar con seguro privado antes de recibir asistencia de la sanidad pública.

Anunciará el plan en un discurso, y declarará que el Reino Unido tiene un "servicio sanitario nacional gratuito, no un servicio sanitario internacional gratuito".