Cover

El Gobierno británico aprobará un plan para construir una segunda red de autopistas de peaje a un coste de 1 billón de libras (1,2 billones de euros), como parte del esfuerzo para estimular la economía.

El proyecto es parte de un plan de inversiones por 3 billones de libras, anunciado en el recientepresupuesto de 2013, y su objetivo es descongestionar el tráfico en la muy transitada autopista M4 en el sur de Gales.

La nueva red se añade así a la primera autopista de peaje del país, la M6, abierta en 2002. Otras inversiones en vías de comunicación también están en estudio, como el desdoblamiento de la autovía entre Londres y Escocia.