Cover

Según un informe publicado por el Colegio de Registradores, sobre las consecuencias del impago de las hipotecas en los hogares españoles, los bancos han procedido a 65.000 ejecuciones de préstamos hipotecarios a lo largo del año 2012.

Entre ellas, 39.000 concluyeron en procedimientos de desahucio, y por tanto la expulsión de las familias de su vivienda.

Por otra parte, en 14.200 de estas últimas (lo que representa un 36%) se concluyó con una dación en pago, vía crecientemente negociada entre institución bancaria y particular, a través de la cual se agota el reembolso del préstamo con la entrega del bien inmobiliario.