Cover

A pesar del apoyo del Partido Demócrata (PD), el partido Pueblo de la Libertad (PDL) y el partido del primer ministro Mario Monti, Marini no llegó ni de lejos a alcanzar la mayoría de 2/3 de grandes electores necesaria para ser nombrado presidente de la República Italiana.

La candidatura de Marini resultó del pacto, muy criticado, entre el líder del PDL, Silvio Berlusconi, y de su homólogo Pier Luigi Bersani en el PD, entre cuyos delegados casi la mitad de negaron a prestar apoyo a Marini.

El 19 de abril, Bersani anunció el nuevo candidato del PD a la presidencia, que será Romano Prodi, ex primer ministro italiano y expresidente de la Comisión Europea. Incluso aunque otros partidos no le apoyen, debería ganar con los votos del PD únicamente, pues la cuarta votación, que se celebrará el viernes por la tarde, requiere mayoría simple.