Cover

Sesenta solicitantes de asilo detenidos en la prisión de Rotterdam se niegan a comer y beber desde el 6 de mayo, en señal de protesta contra "la detención inhumana de los refugiados".

Hace una semana, veinte solicitantes de asilo detenidos en el aeropuerto de Schipol también se declararon en huelga de hambre, y diez de ellos continúan con ella.

La razón principal de esta protesta es la diferencia de trato entre los solicitantes de asilo según sus condiciones de llegada al país. Los que llegan por avión son encarcelados, a veces durante más de seis meses, mientras que los que llegan por frontera terrestre no lo son.

La UNHCR (Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas) y la organización de defensa de los refugiados denuncian las condiciones de encarcelamiento y de tratamiento a los refugiados en Schipol que no respetan la legalidad internacional.