Cover

"En Bellinzona, una pequeña ciudad suiza en la frontera italiana, comienza, hoy 13 de mayo, el proceso que puede ser histórico para la República Checa y también para Suiza", escribe Hospodárské noviny.

Cuatro dirigentes (tres checos y un belga) de la MUS, una compañía minera, son juzgados por corrupción y blanqueo de dinero. Son sospechosos de haber desviado, entre 1997 y 2003, activos de la sociedad, y de haber comprado el 97% de las acciones de la empresa con este dinero.

El proceso, que durará unos dos meses, se abre en el momento en que Suiza busca cambiar su imagen y convertirse en un país más transparente, subraya el diario económico.