Cover

Por primera vez en 22 años, el Partido Demócratico Cívico (ODS, derecha) pierde el control de Praga. El 23 de mayo, la corporación municipal cesó al alcalde Bohuslav Svoboda y a dos miembros electos de su partido, y otros dos presentaron su dimisión.

Svoboda, famoso por su lucha contra la corrupción en la localidad, ha perdido el apoyo del partido TOP 09 (centro-derecha), con el que formaba una coalición. ¿Se trata de “una traición” cometida por TOP que ha liquidado, con la ayuda de los socialdemócratas y los comunistas, una coalición que funcionaba, o es culpa de los conflictos internos en el seno del ODS?, plantea Lidové noviny.

El diario asegura que “el asunto también tiene eco en la coalición de Gobierno de centro-derecha”. El primer ministro, Petr Necas, acusa a su socio, vicepresidente del TOP 09 y ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, de ser responsable de este escándalo.