Cover

En su encuentro con el primer ministro chino, Li Kegiang, el 26 de mayo en Berlín, Angela Merkel declaró que "Alemania hará todo por evitar las controversias que acabarán en un aumento de los derechos aduaneros recíprocos", informa Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Li se había negado con rotundidad a aceptar los "procedimientos anti-dumping" previstos por la Comisión Europea, instaurando un impuesto a los equipamientos chinos en el sector de la energía solar y las telecomunicaciones.

En los encuentros informales entre China y la UE que se celebran este 27 de mayo en Bruselas, Alemania quiere jugar un papel de mediador entre las dos partes, explica el diario.