Cover

En un dictamen dirigido al presidente Mariano Rajoy, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, solicita a los bancos españoles que no recurran a las ejecuciones hipotecarias más que como "último recurso", pidiendo una estrategia más amplia para hacer frente a este problema social.

El dictamen había sido solicitado al BCE por el Ministerio de Economía, para conocer la opinión de la institución europea sobre la nueva ley hipotecaria, que impide los desahucios en ciertos casos de especial vulnerabilidad social.

Según El País,

está claro que al BCE las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo español le parecen insuficientes.