Cover

“La seguridad es estrecha en el complejo Lough Erne resort y en la ciudad de Enniskillen,” escribe The Belfast Telegraph de la cumbre del G8 que reúne a líderes mundiales y que comienza el 17 de junio. Pero, a pesar de los 8000 policías y personal de seguridad desplegados para vigilar los casi 2.000 manifestantes anticapitalistas que allí se darán cita, funcionarios locales han informado de que no se esperan amenazas destacadas.

El diario indica, en todo caso, que las autoridades se están mostrando tajantes a la hora de tomar en serio cualquier amenaza a la seguridad que se pudiera plantear,

tres drones recientemente adquiridos también serán desplegados para vigilar desde el cielo cuando se reúnan los líderes de los países más ricos.