““Lenihan en busca de fondos de la UE para los bancos”, titula el diario Irish Independent. Ante los rumores de que el rescate de la UE/IMF para esta nación en apuros financieros “no es cuestión de si se hace o no, sino de cuándo”,el ministro de Finanzas Brian Lenihan se esfuerza por evitar a toda costa de que parezca un rescate al estilo griego, con la consiguiente pérdida de soberanía económica por parte de Irlanda. En la cumbre de ministros de Finanzas de la UE que ha de celebrarse el 16 de noviembre en Bruselas, el señor Lenihan preguntará “si sería posible que sólo el sector bancario tuviera acceso al dinero del fondo de rescate”. “El colapso virtual del sistema bancario irlandés ha dejado a nuestras instituciones financieras casi enteramente dependientes del Banco Central Europeo para obtener los fondos necesarios para su funcionamiento diario”, señala el periódico dublinés. Una fuente del Ministerio de Finanzas dijo: “El Estado irlandés no necesita fondos. No hay negociaciones en este sentido”.

“Primero Irlanda, luego Portugal”, titula el periódico lisboeta i, alarmado ante el contagio del elevado coste de la deuda soberana irlandesa a Portugal y otros países de la eurozona. “La preocupación central se llama España”, escribe i. “La Comisión Europea y el Banco Central Europeo estaban en alerta la semana pasada cuando la presión récord sobre la deuda soberana de Irlanda y Portugal... comenzó a extenderse a la cuarta economía de la eurozona”. Para los funcionarios europeos, el rescate es inevitable porque “aun cuando los gobiernos de Dublín y de Lisboa resisten por razones políticas, para la Unión Europea lo que está en juego es la defensa del euro”.