Cover

A cuatro días de la reunión del Eurogrupo que debe dar su aprobación al desbloqueo de un nuevo tramo de ayudas de 8.100 millones de euros, el Gobierno y la troika de acreedores internacionales (UE, BCE, FMI) negocian todavía sobre el número de funcionarios que hay que despedir.

El 4 de julio, Poul Thomsen, el jefe de la delegación del FMI en Atenas, exigió la supresión de "más de 15.000 puestos" en la función pública, informa Eleftherotypia.

El ministro de la Reforma Administrativa, Kyriakos Mitsotakis, que se había comprometido anteriormente a cumplir dicha cifra, propone ahora un plan que contempla 6.256 despidos, de los que 2.656 pertenecen al ámbito audiovisual público ERT, así como al cambio de 12.500 funcionarios de Educación Nacional y de los ayuntamientos que hasta ahora estaban sujetos a disponibilidad.