La Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), se niegan a revelar las identidades del equipo que ha llegado a Dublín el 17 de noviembre para verificar los planes presupuestarios de austeridad irlandeses, informa euobserver.com. El portavoz de economía de la UE, Amadeu Tardio, manifestó al respecto que "habrá más de dos pero menos de diez personas", añadiendo que "estas personas no dan conferencias de prensa". Por otra parte, el primer ministro búlgaro, Simeon Yankov, contradijo de manera abierta la afirmación del gobierno irlandés de que no se ha solicitado formalmente ayuda de la UE o del FMI. "Espero que dicha decisión se tome en una semana", declaró.