Cover

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí condena el boicot al que dos cadenas de supermercados holandesas someten desde hace poco a productos israelíes procedentes de los territorios palestinos ocupados, informa Trouw.


El enfado es tan grande, según explica el diario, que la UE se muestra cada vez más crítica con las colonias israelíes. Trouw precisa que el Gobierno holandés se opone al boicot oficial, pero quiere que se pueda saber cuáles son los productos producidos en los territorios ocupados.

La Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, también promueve esta idea, que aspira a que dichos productos se identifiquen con una etiqueta específica antes de que termine el año. La referencia “made in Israel” que hoy se emplea y se aprecia en todos los productos importados puede dar la impresión de que la UE apoya implícitamente la ocupación israelí de territorios palestinos.