Cover

Un nuevo “supercomando”, compuesto por fiscales, policías y funcionarios de Hacienda, tendrá como misión “atrapar a los peces gordos”, escribe Pravda.

El ministro del Interior, Robert Kalinák, el jefe de policía, Tibor Gaspar, y el nuevo fiscal general, Jaromír Ciznár, han tomado la decisión de crear ese cuerpo. La lucha contra la delincuencia económica es la prioridad del fiscal general, quien asumió su actual cargo en junio, cuando dicho puesto llevaba vacante más de dos años.

El diario recuerda que la delincuencia económica está en alza y que el Estado pierde 1.200 millones de euros al año a causa del fraude y la evasión fiscal.