Cover

Con regularidad, Bélgica debe recurrir al “gran hermano norteamericano” para hacer frente a los ciberataques. Es la afirmación que se desprende de una entrevista concedida por el jefe adjunto del Estado Mayor, el general Eddy Testelmans, a la revista MO, cuyo contenido ha sido publicado Le Soir.

El diario explica que, a comienzos de 2013, el Servicio General de Inteligencia belga, incapaz de hacer frente a un virus, “tuvo que pedir ayuda a los servicios secretos estadounidenses”,más concretamente al Cyber Command, una rama de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA). En el pasado, la NSA ya participó en tres ocasiones por “compartir informaciones referentes a una amenaza terrorista en Bélgica”

Para Le Soir:

Las declaraciones del jefe ddjunto del Estado Mayor revelan al menos una cosa : los servicios secretos belgas no han sido siempre capaces de hacer frente a los ciberataques ni a las amenazas terroristas por sí solos.