Cover

El 12 de agosto, el presidente rumano Traian Basescu declaró que 2013 será el último año en que los políticos húngaros podrán actuar como les plazca en Rumanía, informa Jurnalul National.

Basescu se manifestó después de que el líder del partido de extrema derecha húngaro Jobbik, Gábor Vona, declarase en una visita a Harghita, en Transilvania, que su partido defenderá los derechos y los intereses de la minoría húngara de esta región de Rumanía, incluso si eso supone un conflicto con esta última.

El presidente declaró que el Estado "tomará la iniciativa de encuadrar a Budapest" porque "este año, los políticos húngaros se han pasado de la raya". Añadió que "la agresiva política de Budapest" con respecto a los países vecinos en los que viven minorías húngaras, especialmente en Eslovaquia y Rumanía, perturba mucho a estos últimos.