El 13 de agosto Israel anunció que daba el visto bueno a un nuevo programa de construcción de 942 nuevas viviendas para los colonos judíos en Cisjordania y eso puede comprometer su participación en los programas de investigación multimillonarios de la UE, publica EUobserver.

Dicho anuncio se produjo la víspera de la reanudación de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en Jerusalén. EUobserver también señala que sucede cuando representantes israelíes y de la UE iban a reunirse en Tel Aviv el 14 de agosto para abordar la ya conflictiva participación de Israel en el programa de investigación e innovación Horizon 2020.

Se espera que los delegados israelíes manifiesten ante los de la UE que las restricciones que se impusieron a empresas israelíes el mes pasado, obligando a que se firmen cláusulas territoriales para los acuerdos de financiación, son inaceptables.