“Alerta roja para las fuerzas de seguridad: la organización terrorista Al-Qaeda planea atentados contra trenes de alta velocidad en Europa”, se preocupa Bildzeitung, que ha recogido la información según la cual la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) captó hace algunas semanas una conversación telefónica entre los altos responsables de Al-Qaeda.

Según los expertos de seguridad entrevistados por el diario, “los atentados podrían adoptar la forma de actos de sabotaje en las vías, en los túneles o, incluso, bombas en los trenes”.

Según Bild, las autoridades alemanas vigilan las líneas ferroviarias y las estaciones de trenes de alta velocidad mediante “medidas invisibles”, como las rondas de policía camuflada.

Según Süddeutsche Zeitung, el Gobierno alemán y las agencias de seguridad han actuado con serenidad ante estas informaciones. “Las medidas de seguridad, ya muy importantes, llevadas a cabo por la policía federal, no han sido reforzadas”, precisa el periódico.

En París, Le Monde recuerda que

a principios de agosto, Estados Unidos, así como varios países incluyendo a Francia, cerraron varias embajadas en Oriente Medio y en África por riesgos “extremadamente elevados” de atentados.