Cover

“¡¡¡Bulgaria se disculpa!!!”: la inscripción pintada en color rosa, en checo y búlgaro sobre un memorial del Ejército Rojo en Sofía es la manera que han encontrado los artistas búlgaros para conmemorar el 45 aniversario de la invasión de Checoslovaquia por el Pacto de Varsovia, el 21 de agosto de 1968.

La invasión, en la cual el ejército búlgaro participó mano a mano con el de la Unión Soviética, de Polonia, de Hungría y de la RDA, puso fin a la Primavera de Praga.

Los artistas búlgaros hubieran querido recordar el hecho de que Bulgaria fue el último país en pedir disculpas por la intervención, explica MF Dnes, que añade que en Rusia, la prensa tilda este gesto de “un acto de vandalismo y un insulto para los héroes caídos”.