Cover

Reino Unido, Francia y Estados Unidos instan a la ONU a que “investigue urgentemente” el supuesto ataque con armas químicas por parte del Gobierno de Al Asad cerca de Damasco, en el que murieron cientos de civiles según aseguran los rebeldes de la oposición, publica The Times.

Angustiosos videos subidos por activistas en Siria, muestran docenas de hombres, mujeres y niños tendidos inconscientes en el suelo tras el presunto ataque con gas en el distrito de Ghouta, durante el amanecer del 21 de agosto.

En una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, 35 Estados miembros solicitaron a los inspectores de la ONU que ya se encuentran en Siria que acudieran de inmediato al escenario para confirmar si se utilizaron armas químicas. Si se verifica que sucedió, será una “grave escalada” en las hostilidades, según manifestaron funcionarios de la ONU.