La Comisión Europea está redactando una queja formal contra la empresa estatal rusa Gazprom, denunciando que el gigante petroquímico está abusando de su “posición dominante en el mercado gasístico”, escribe Bloomberg BusinessWeek.

La UE anunció una investigación de las demandas antimonopolio contra Gazprom, una de las mayores empresas y el mayor extractor de gas natural del mundo, en septiembre de 2012.

Se sospecha que Gazprom interrumpe el flujo de gas entre los Estados miembros, en un intento de impedir la diversificación de las fuentes de suministro e imponer precios no equitativos a sus clientes mediante la indexación del precio del gas al del petróleo.

El pliego de quejas podría ser remitido a la empresa a finales de este año si ambas partes son incapaces de abrir las negociaciones para calmar la situación, continua el semanario, añadiendo que:

Un enfrentamiento con Gazpron corre el riesgo de exacerbar las relaciones con Rusia cuando [el presidente ruso Vladimir] Putin se prepara para ser anfitrión de la reunión con los líderes de las naciones del G20, que se celebrará el próximo mes en San Petersburgo. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, advirtió este mes de que si la Unión Europea impone sanciones antimonopolio contra Gazprom, “será difícil para la empresa operar en los mercados en los que sufre discriminación”.

La denuncia “presenta el caso del regulador ante una posible imposición de multas y de otras sanciones”, añade la revista. Las empresas que se considere que han incumplido las regulaciones de competencia de la UE pueden ser sancionadas hasta con el 10% de los beneficios anuales.