Cover

El primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker ha desmentido, el 3 de septiembre, las acusaciones según las cuales su antiguo ministro de Economía, Jeannot Krecke, habría participado en una operación de contrabando para financiar el programa nuclear iraní.

Le Quotidien explica que “*Nuqudy, presentándose como un sitio web especializado en la actualidad económica de Oriente Medio" acusa a Krecke y a un ex alto funcionario de su ministerio de haber "encubierto y haberse beneficiado de contrabando de cigarrillos con Irán". La mercancía habría financiado empresas iraníes en Europa "cuyo objetivo era adquirir tecnologías y componentes para el programa nuclear militar de Teherán".

Nuqudy, del que Le Quotidien indica que

Resulta imposible saber quién es su editor, presenta al Gran Ducado como un país en el que reinan la corrupción y el nepotismo.

Una afirmaciones que Jean-Claude Juncker juzga como difamatorias.