Cover

El Gobierno eslovaco se dispone a controlar el precio del gas recomprando al grupo EPH el 49% de las acciones de la sociedad SPP, el principal distribuidor eslovaco, lo que supondrá la nacionalización de la compañía, diez años después de su privatización, señala Pravda.

El control de EPH y la abundancia de gas en el mercado así como la promesa dela compañía gasística rusa Gazprom, primer proveedor del país, de bajar sus tarifas, debería permitir al Gobierno reducir el coste de la energía, como así se había comprometido.