Cover

Las agencias de inteligencia norteamericana y británica introdujeron "puertas traseras" en software comercial encriptado, con lo que pudieron acceder a datos personales de cientos de millones de personas, según las nuevas filtraciones del exempleado Edward Snowden de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana.

Las revelaciones sugieren que algunas empresas tecnológicas cooperaron con las agencias de espionaje, que, por otra parte, habrían usado "una batería de métodos" para anular los códigos encriptados, según un artículo publicado en The Guardian y también retomado por The New York Times. El diario continua:

Estos métodos incluyen medidas para asegurar el control de la NSA sobre los códigos estándares del encriptado internacional, el uso de supercomputadores para romper el encriptado con la 'fuerza bruta', y, el más guardado de todos los secretos, la colaboración de compañías tecnológicas y proveedores de servicios de internet.