A raíz de las nuevas informaciones surgidas sobre el espionaje norteamericano, 3 eurodiputados están liderando la petición de suspensión del Programa de Seguimiento de la Financiación del Terrorismo (TFTP), un acuerdo que permite que la Unión Europea comparta datos financieros con los EEUU con objeto de identificar el dinero utilizado para financiar el terrorismo, escribe el EUobserver.

Las nuevas revelaciones, dadas a conocer en primer lugar por la televisión brasileña Globo TV y proceden de los documentos filtrados por el exempleado Edward Snowden de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana, sugieren que la NSA monitorizó secretamente la petrolera estatal Petrobas y el gigante de transferencias bancarias, la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT por sus siglas en inglés).

El europarlamentario liberal belga Guy Verhofstadt, la liberal holandesa Sophie in t’Veld y el verde alemán Philipp Albrecht están presionando para que la Comisión Europea detenga el acuerdo de intercambio de datos financieros hasta que los EEUU aclaren la verdad contenida en dichas revelaciones. La web de noticias continúa

La Unión Europea cerró el acuerdo de TFTP con los Estados Unidos en 2010 con la condición de que se cumpliera con estrictas reglas de privacidad. La Comisión dijo en ese momento que el acuerdo incluía las garantías de protección de datos restringiendo el uso de información de los Estados Unidos.