Cover

El tribunal administrativo federal ha decidido que las alumnas musulmanas no pueden estar exentas de los cursos de natación, informa el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Los jueces de Leipzig desestimaron así las razones alegadas por una familia de una niña de 13 años de Fráncfort, que se negaba a que fuera a la piscina con su clase por razones religiosas. Los jueces, en todo caso, han decidido que el porte del “burkini”, una combinación que cubre el cuerpo y el cabello, es aceptable, ya que representa “un compromiso entre el deber a la educación del Estado y la libertad religiosa”, según sus argumentos.