Los portugueses han perdido la fe en sus partidos políticos, están menos satisfechos con la UE y están entre los más pesimistas de Europa, según un estudio de cuatro meses llevado a cabo por Diário de Notícias y el grupo de investigación local de la Fundación Francisco Manuel dos Santos.

Según este estudio, la fe de los portugueses en sus partidos políticos ha caído del 18% en noviembre del pasado año al 9% en mayo de 2013 – comparado con la media europea de 19,6%. Los ciudadanos malteses tienen la fe más alta en sus políticos, con un 46% que manifiesta confiar todavía en sus representantes electos.