Cover

El partido de centroderecha (PSD) del primer ministro Pedro Passos Coelho sufrió una derrota humillante en las elecciones municipales del 29 de septiembre, con el mismo líder describiendo el resultado como una "derrota nacional" y el "peor resultado" para el partido, escribe Público.

Según los resultados provisionales, el principal partido de la oposición, el Partido Socialista obtuvo el 36% del voto, ganando en 134 localidades, mientras que el PSD y sus coaliciones lograron sólo el 31% y 96 ciudades. Los independientes se hicieron con 11 localidades, incluyendo Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal. La mayor derrota del PSD tuvo lugar en la isla de Madeira, una vez bastión de apoyo del PSD, donde el partido perdió 7 de sus 11 municipios.

En su editorial, Público concluye que:

Esta mañana, la coalición del Gobierno se despertará debilitada y dividida. La derrota electoral les roba la fuerza para continuar imponiendo las políticas de austerirad y recorta el margen para negociar con la troika.