El llamamiento del ex comisario europeo, Frits Bolkenstein, a los judíos ortodoxos holandeses para que abandonen los Países Bajos y “emigren a Estados Unidos o a Israel”, pues “no hay futuro para ellos” en su país, sigue suscitando un debate acalorado según De Volkskrant. El periódico explica que las palabras del antiguo líder liberal habían sido citadas en un libro del investigador Manfred Gerstenfeld titulado Het Verval (El declive), consagrado a los judíos holandeses, y fueron repetidas el día antes en una entrevista con el periódico De Pers. Bolksenstein repetía en la entrevista que la amenaza para los judíos ortodoxos holandeses vendría de los inmigrantes marroquíes, mal integrados y antisemitas por naturaleza. No es la primera vez que Bolkenstein, que dio nombre a una célebre directiva sobre liberalización de los servicios, se encuentra en el centro de una polémica, añade De Volksdrant. La prensa israelí se ha hecho eco de sus declaraciones recientes,así como de la reacción del líder populista, Geert Wilders, actualmente de visita en Israel, según el cual “los que deberían emigrar son los marroquíes antisemitas”.