“China ha ganado una disputa comercial mayor con la UE sobre los paneles solares” escribe Dziennik Gazeta Prawna, comentando la decisión del comité asesor anti-dumping de la Comisión Europea el 21 de octubre, de aceptar una propuesta de la Comisión que "de hecho elimina" las barreras a la importación a la UE de paneles solares chinos. Su introducción desencadenó una feroz disputa comercial entre la UE y China. El diario indica que

Para Pekín ha bastado con amenazar con sanciones contra la industria alemana (particularmente los coches alemanes) y los vinos de los países latinos para hacer que Bruselas diera marcha atrás.

Según los fabricantes europeos de paneles solares, las compañías chinas han roto las reglas de la justa competencia, aprovechándose de los generosos subsidios gubernamentales para vender sus productos a precios muy bajos en el mercado de la UE.