Cover

Más de 100.000 personas según los organizadores, la Unión Democrática de los Húngaros de Rumanía (UDMR), el principal partido de los húngaros de Rumanía, y el Consejo Nacional de los Sículos (CNS), y 15.000 según las autoridades, formaron una cadena humana el 27 de octubre en Transilvania.

A lo largo de 53 kilómetros, de la ciudad de Brasov hasta los departamentos que componen la "tierra de los sículos" (Covasna, Harghita, Mures), los manifestantes "reclamaron la autonomía, no la independencia](692261)"*, blandiendo la bandera sícula en azul y oro y la húngara, escribe Szabadság.

10.000 personas también se manifestaron en Budapest siguiendo el llamamiento del Fórum de Unión Civil (COF), una organización próxima al Gobierno de Viktor Orbán, en la Plaza de los Héroes y después ante la embajada de Rumanía.