Cover

El Partido Gitano de Hungría (Magyarországi Cigány Párt, MCP), que se jacta de 5000 miembros, ha decidido presentar candidatos en todas las circunscripciones en las elecciones legislativas de 2014, anuncia Népszabadság.

Citado por el diario, el MCP explica que no llevará a cabo ninguna alianza porque "es momento de que los gitanos se den cuenta de que no pertenecen a la izquierda ni a la derecha, porque nadie nos quiere a nosotros, los gitanos".

Aladár Horváth, el portavoz del partido y presidente de la Asociación para los Derechos de los Gitanos, estima que la situación de los romaníes de Hungría se ha deteriorado desde la llegada al poder de Viktor Orbán. Así, manifiesta que han sido "separados de la nación mayoritaria" y que "la discriminación racial y social está institucionalizada en la Administración y omnipresente en los diarios".

A pesar de su nombre, el partido quiere representar a todos los pobres húngaros, porque "actualmente, a los ojos del poder, todo lo que es pobre es gitano".