La comisaria europea de Asuntos Internos, Cecilia Malmström, y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, han firmado el 16 de diciembre en Ankara un acuerdo que tiene como objeto la readmisión por Turquía de los inmigrantes clandestinos que accedan a la UE pasando por el territorio turco. Su firma era la condición para la supresión de los visados para los ciudadanos turcos de aquí a 2017.

Para Radikal, se trata

de un hecho que hará avanzar el proceso de adhesión de Turquía a la UE. De aquí a tres o cuatro años, los detentadores de pasaporte turco podrán así viajar sin visado por el espacio Schengen […] a menos que Chipre o Grecia opongan su veto.

En todo caso, según el diario de Estambul,

La readmisión de los inmigrantes clandestinos suscita sin embargo muchas inquietudes. Efectivamente, incluso aunque el número de ilegales detenidos en la frontera está a la baja, son muchos los que, beneficiándose de la supresión de visados para Turquía, entran legalmente en el país para intentar pasar al Oeste seguidamente. El peso económico de infraestructuras ligado a la readmisión no será por tanto despreciable […] Por otra parte, si el proceso de readmisión no resulta satisfactorio para la UE, el acuerdo no será votado. Y por otra parte, incluso aunque fuera satisfactorio, dependerá en todo caso de un voto.