Cover

La brigada financiera de Estambul ha llevado a cabo una extensa redada el 17 de diciembre, como parte de una operación anticorrupción en la que tres hijos de ministros en el cargo, un alcalde del partido AKP del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, y varios empresarios próximos al AKP – más de 50 personas en total – han sido puestos bajo custodia, informa Hurriyet.

Son sospechosos de haber pagado o recibido sobornos, de fraude o blanqueamiento de dinero en tres investigaciones diferentes abiertas hace varios meses por la Fiscalía de Estambul.

“Los investigadores habían colocado a los sospechosos bajo seguimiento físico y electrónico desde hacía meses”, precisa el diario, que añade que “la investigación ha sido llevada a cabo en el máximo secreto”, en lo que parece ser un ajuste de cuentas entre el Gobierno y los allegados de la poderosa hermandad del predicador Fetullah Gülen.

Cinco miembros de alto rango de la policía de Estambul, entre los que se encontraba el jefe de la brigada financiera, fueron despedidos y reemplazados el mismo día, añade Hurriyet.