Cover

“Bélgica no está en absoluto enferma”, asegura en la primera plana de Le Soir Herman Van Rompuy. Transcurridos seis meses desde las elecciones legislativas sin que los partidos vencedores hayan llegado a un acuerdo de gobierno y a pesar de “semanas de negociaciones, tensiones, esperanzas y decepciones”, el diario sugiere adoptar la “Actitud Van Rompuy”: a diferencia de los principales actores de la escena política belga, el presidente del Consejo Europeo “habla poco pero sus palabras valen su peso en oro”. De hecho, ha sido uno de los “factores decisivos” que permitirán a Bélgica salir airosa de su presidencia de la UE. “La crisis política belga ha tenido un feliz acierto: ¡Europa!”, recoge Le Soir. Sujeto a los asuntos actuales en materia del plan interno, el Gobierno saliente de Yves Leterme ha podido dedicarse de lleno a los informes europeos y abarcar en seis meses una labor considerable”.